Luis Florido, una ‘guabina’ entre los ‘bagres’ | Fuera de Pauta

junio 19, 2018

Luis Florido, una ‘guabina’ entre los ‘bagres’

 

Luis Florido Barreto (Barquisimeto, estado Lara, 18 de septiembre de 1966) es un licenciado en administración y político venezolano. Miembro fundador del partido Voluntad Popular- de donde está a punto de ser expulsado - es actualmente diputado a la Asamblea Nacional por el estado Lara. Fue presidente de la Comisión de Política Exterior de la AN (2016-2018) y fue obligado a renunciar. Florido es licenciado en administración con una maestría en gerencia.

En las elecciones parlamentarias de 2015 Florido fue electo como diputado a la Asamblea Nacional por el circuito 1 del estado Lara, y el 24 de febrero de 2016 fue designado como diputado al Parlamento Latinoamericano. En agosto de 2017 se postuló como pre-candidato a la gobernación de Lara en las elecciones regionales, estado en el que resultó electa la candidata del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Carmen Meléndez.

El 13 de febrero de 2018 la canciller peruana Cayetana Aljovín anunció que su gobierno retiraba la invitación al presidente Nicolás Maduro a la VIII Cumbre de las Américas, una decisión respaldada por los 12 países del Grupo de Lima, Estados Unidos y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. Al no tener representación oficial del gobierno nacional, Venezuela fue representada por dirigentes opositores como Luis Florido, María Corina Machado, Julio Borges, Lilian Tintori y asociaciones civiles de venezolanos a los cuales se les permitió debatir en representación de Venezuela. Durante la cumbre, Florido se reunió con el senador estadounidense Marco Rubio, con el subsecretario en funciones del Departamento de Estado, Francisco Palmieri, y con el canciller de Chile, Roberto Ampuero.

Luis Florido fue presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior, Soberanía e Integración de 2016 a mediados de 2018 cuando fue sustituido por Francisco Sucre, además es coordinador regional en Lara de Voluntad Popular y presidente de FC IMPORT, C.A. empresa investigada por importar alimentos con dólares preferenciales otorgados por el gobierno de Nicolás Maduro.

Amonestado por Leopoldo López

Voluntad Popular censura la decisión unilateral del diputado Luis Florido, hasta hace unos días presidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional, de designar a los delegados venezolanos de la diáspora, aseguraron fuentes de la organización. Señalaron que el cuestionamiento principal proviene del coordinador nacional de VP, Leopoldo López, quien acusó recibo de una serie de hechos de indisciplina que se le atribuyen a Florido.

“Luis actuó a la libre cuando el partido acordó que la escogencia de los delegados se haría en asambleas populares en cada ciudad”, afirmó López en un comunicado interno enviado al chat del partido y en el que varios de sus dirigentes manifestaron su posición sobre el caso Florido.

El coordinador nacional de VP, bajo arresto domiciliario, dijo en el texto enviado a sus colegionarios que reconocen la lucha que ha dado el diputado Florido “desde el partido que él mismo ayudó a construir”. Aseguró no estar de acuerdo con las acusaciones que se han hecho contra Florido en las redes sociales, en las que incluso se le ha vinculado con un presunto manejo de dinero asociado a la designación de los representantes en el exterior.

Sobre este punto, Florido, diputado a la AN por el estado Lara, aclaró en su cuenta de Twitter: “Rechazamos campaña de injuria y descalificación ante acción que tiene como único fin atender a nuestra diáspora, a través de delegados ad honorem que sean receptores de denuncias en cada país y enlace con la ciudadanía venezolana de apoyo institucional con @AsambleaVE”.

En medio de las afirmaciones de López, en el chat de su partido Florido alegó que “por más que haya cometido un pecado, las diferencias deben ventilarse dentro del partido”. El dirigente ya había tenido diferencias con la línea de la organización en aspectos neurálgicos como el diálogo y la participación en las elecciones del 20 de mayo.

“Luis tenía una visión de cómo avanzar sobre la diáspora; el resto del partido, otra, y fue lamentablemente imposible alinear ambas posiciones por lo que se tomó la decisión de avanzar con esta sustitución”, expresó el coordinador nacional encargado de VP, diputado Juan Andrés Mejías. Fuentes de la AN aseguraron que los cuestionamientos a la designación de los voceros de la diáspora no tendrían asidero legal, pero sí un matiz político.

“En muchas de las designaciones participaron los miembros de la Comisión de Política Exterior, incluso Primero Justicia y otros partidos. En ese particular, la responsabilidad es compartida”, señaló un diputado de la MUD.

En la alianza opositora consideran una contradicción que se alabe el trabajo de Florido en la comisión parlamentaria, luego se le destituya y “se ordene al Legislativo su reemplazo”.

Dirigentes de VP aseguraron que las fricciones estallaron cuando Florido se saltó la línea internacional de la organización y se enfrentó con Lester Toledo, quien se encuentra en el exilio y con quien debía coordinar las acciones. “Otro aspecto importante es que Florido tomó su decisión sin consultar al resto de los partidos de la MUD y esto generó reacciones, porque había intereses sobre las designaciones, dijo un diputado del interior.

Pluralidad. Mientras la organización política debate la situación de Florido, quien será reemplazado por Francisco Sucre en la Comisión de Política Exterior, Voluntad Popular Internacional señaló que el nombramiento de los representantes de la diáspora en la AN “no cuentan con el aval de Voluntad Popular ni de la Unidad”.

Asegura que respetan todas las tendencias, pero creen debe respetarse el trabajo de la sociedad civil y de compañeros de otros partidos. “Consideramos que en caso de que sea necesaria alguna designación para representar un espacio institucional, esta debe ser el resultado de una amplia consulta en asambleas en cada ciudad y país de forma plural y democrática”, indicó VP Internacional.

La respuesta de Florido

El diputado a la Asamblea Nacional, Luis Florido, desmintió que los parlamentarios pertenecientes a la Comisión de Política Exterior que estaban bajo su dirección, recibieran recursos por parte del Gobierno de Estados Unidos y la Unión Europea (UE), por lo que aseguró que “luchará” por rescatar la honorabilidad y el respeto del órgano legislativo.

“Hay que tener una perversidad total al pensar que el Gobierno de EEUU o la UE van a otorgarle dinero a la Comisión de Política Exterior. Nosotros no contamos con recursos, quien los maneja es el presidente de la Asamblea Nacional, diputado Omar Barboza, no los parlamentarios. Todos los países le aportan dinero a Acnur, a los Estados, a las fundaciones y a las ONG, no a los diputados”, refirió.

Asimismo, lamentó que el canal de noticias NTN24 hiciera eco de una cadena de WhatsApp de una persona anónima que explicaba que los parlamentarios recibían dinero, por lo que exhortó a la corrección de esas declaraciones. “¿Desde cuándo los periodistas toman cadenas de WhatsApp como algo probatorio?”, se preguntó, para seguidamente señalar que el autor de dicho mensaje viral “tendrá que asumir las consecuencias de las acusaciones que hace porque nosotros tenemos que defender el respeto y la honorabilidad del parlamento”.

Aclaró Florido que desde mayo de 2016, los diputados de la AN no reciben sueldo y lo que han hecho, refiriéndose a la comisión, fue “por amor a nuestro país, con apoyo de nuestras familias, con apoyo de nuestros amigos”, al tiempo de expresar que todo el equipo que presidió, trabajó “por el bien de Venezuela”.

Por otra parte, el parlamentario señaló que aunque ya no formará parte de la Comisión de Política Exterior, “hay que recomponer el objetivo que tenemos los diputados que es salir de esta tragedia, entender que el enemigo lo tenemos al frente, que es un Gobierno que suprime al pueblo sus derechos fundamentales, que lo ha hecho sufrir, porque el único obstáculo que tiene Venezuela entre el ahora y el futuro está en Miraflores”.

“Luis Florido estará trabajando para sacar ese obstáculo que nos impide cruzar al futuro. Yo comenzaré una gira por Venezuela para solidarizarme con aquellos que están sufriendo por culpa del Gobierno. En cuanto a Maduro, le digo que asuma su responsabilidad de haber destruido a Venezuela, pero no van a poder destruir ni a la AN ni a los diputados”, apuntó.

Separación de Política Exterior

Luego de las declaraciones ofrecidas por Luis Florido, el diputado Juan Guaidó reiteró que la separación de éste de la Comisión de Política Exterior fue por una “diferencia con respecto a dos elementos”: primero por la posición de “pertenecer a la OEA o no” y el segundo fue por "la designación de la metodología de los delegados que se sugirió y se aplicó otra”.

Asimismo, aseguró que las acusaciones de que los diputados recibieron dinero del extranjero forman parte de una “estrategia” del Gobierno nacional para desvirtuar la institucionalidad de la Asamblea Nacional, “de un parlamento que ya ha sido atacado literalmente”.

Agregó que pese a la retirada de Florido de la presidencia de la mencionada comisión, seguirá ejerciendo funciones dentro de su partido, Voluntad Popular.

Ilustremos este relato con este vídeo



Botín

Luis Florido fue acusado de agarrarse la bicoca de 31 millones de euros y 16 millones de dólares de la “supuesta ayuda humanitaria” y no le dio ni medio a su partido, que decidió sacarlo de la Comisión Permanente de Política Exterior.

A Luis Florido le dijeron ‘Chao Chao’ desde las filas de la Asamblea Nacional en desacato, pues ya no desempeñará funciones como presidente de la Comisión Permanente de Política Exterior.

Florido tenía la responsabilidad de distribuir los recursos de la supuesta “ayuda humanitaria” brindada desde Estados Unidos a través de la ONU a los venezolanos en la frontera colombo-venezolana.

En un comunicado, de fecha 08 de junio, la dirigencia de Voluntad Popular informó de la decisión, anunciando al diputado por el estado Bolívar, Francisco Sucre, sin mencionar detalles de la salida de Florido, pero indicando que “no les cabe duda de que el Diputado Sucre asumirá con rigurosidad y compromiso la representación del pueblo al frente de esta Comisión”

De esta manera, queda claro que el “compromiso” le quedó grande a Florido, pues no es de extrañar que haya hecho alguna maraña y desviado parte del dinero recibido para la ayuda, si es que de verdad para eso enviaron esos millones de dólares.

La rabia estalló principalmente por el padre de Leopoldo López, quien pidió desde su cuenta tuiter a Florido que renunciara al partido Voluntad Popular, todo este escándalo se debe a que Florido no repartió el dinero de acuerdo a lo estipulado - para la diáspora venezolana en el exterior - y se quedó con el botín completo que sobrepasa los 50 millones entre euros y dólares.

Otra visión

Luego de las protestas antigubernamentales entre abril y junio de 2017, donde el Gobierno acusó a Florido de ser el “financista” de presuntos grupos de desestabilización, se postuló en agosto al proceso de primarias de la MUD para aspirar a la Gobernación de Lara, tras la convocatoria hecha por la Constituyente

Al diputado a la Asamblea Nacional, Luis Florido, la polémica con respecto al nombramiento de delegados en el exterior para ayudar a la migración venezolana en nombre del Parlamento le cobró una factura tan grande que incluyó su puesto en la Comisión de Política Exterior, una de las más codiciadas por su visibilidad dentro del Poder Legislativo.

Nacido en Barquisimeto en 1966, este licenciado en Administración con una maestría en Gerencia es uno de los cofundadores del partido Voluntad Popular, creado por el preso político Leopoldo López en 2009.

Florido obtuvo su curul a la AN luego de resultar electo por el voto nominal del circuito 1 del estado Lara con 222.910 votos, junto a las diputadas María Teresa Pérez y Bolivia Suárez. Su suplente es Ángel Torres, del partido Avanzada Progresista.

Por el acuerdo de gobernabilidad de partidos de la Mesa de la Unidad Democrática, a VP le tocó ejercer la presidencia de la Comisión de Política Exterior, que recayó en las manos de Luis Florido desde el primer año legislativo con mayoría opositora. Asimismo, el 24 de febrero de 2016 fue designado diputado al Parlamento Latinoamericano, un bloque intergubernamental conformado por los congresos de Iberoamérica.

En enero de 2017, a Florido se le anuló el pasaporte personal (el Gobierno nunca aprobó los pasaportes diplomáticos a los parlamentarios opositores) cuando regresaba de una reunión de la Cumbre de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

Esto no le impidió recorrer diversos países: muchas veces se le vio cruzando a pie la frontera con Colombia, para desde allí dirigirse a varias naciones con el fin de lograr el apoyo internacional al cambio de gobierno que promueve la oposición.

Luego de las protestas antigubernamentales que ocuparon desde los meses de abril hasta junio de 2017, donde el Gobierno acusó a Florido de ser el “financista” de presuntos grupos de desestabilización, se postuló en agosto al proceso de primarias de la MUD para aspirar a la Gobernación de Lara, tras la convocatoria hecha por la Constituyente.

El 10 de septiembre de ese año, Florido perdió ante el exgobernador Henri Falcón, quien obtuvo el 55,7% de los votos.

“Mi llamado hoy es a construir la unidad con decisión y con posición, a construir la unidad con amplitud y con entereza, construir la unidad con honestidad”, dijo el parlamentario, que se comprometió junto a otros opositores en ayudar a la candidatura del líder de AP, quien resultó derrotado por Carmen Meléndez (PSUV).

A finales de 2017, fue uno de los mediadores designados por la Mesa de la Unidad Democrática para sostener un proceso de diálogo y negociación con representantes de Nicolás Maduro en República Dominicana, y que culminó en marzo de 2018 sin ningún acuerdo suscrito entre las partes.

El parlamentario siguió participando en distintos actos de política exterior como representante de la Asamblea Nacional, como la Cumbre de Las Américas, donde llegó a reunirse con el senador demócrata estadounidense Marco Rubio, y el canciller chileno Roberto Ampuero.

En abril de 2018, recibió la orden superior “Cruzeiro del Sur” por parte del Gobierno de Brasil, destacando el trabajo que ha realizado con los diputados y representantes opositores venezolanos para mostrar la crisis en la que viven los ciudadanos de su país.

Se trata de la más alta condecoración brasileña atribuida a ciudadanos extranjeros y su concesión se da por decreto presidencial.

El quiebre naranja

Tras la publicación en las redes sociales de la designación de delegados que representarán a la Comisión de Política Exterior, al diputado Florido le llovieron las críticas hasta de integrantes de su mismo partido, como Leopoldo López Gil, quien le “aconsejó” que lo mejor es renunciar al partido.

Su partido anunció por medio de un comunicado difundido el domingo 10 de junio su separación del cargo de presidente de la Comisión, y su sustitución por el parlamentario Francisco Sucre(VP-Bolívar), quien se venía desempeñando en la Comisión de Energía y Petróleo y participando en el proyecto de Leopoldo López denominado “Venezuela Energética”.

“Existen dos maneras: una nombrar desde la comisión a esos líderes en cada ciudad del mundo y la otra a través de asambleas populares. VP está de acuerdo con la segunda y esta no era la posición de Luis Florido”, aclaró Juan Andrés Mejía, coordinador nacional encargado, tras la salida de Florido.

Astillas de un mismo palo

Todo empezó hace siete décadas cuando Pascual Florido, un rico hacendado, regaba su descendencia hasta tener 45 hijos. Hoy, tres de sus nietos -enemigos políticos- se sientan a la mesa de diálogo para intentar sacar a Venezuela del foso.

De un lado, Luis Florido, diputado del ala más conservadora de la oposición, y del otro los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez, parte de la cúpula chavista. Primos y adversarios sin tregua.

Su abuelo tuvo 45 hijos de varias mujeres, pero solo reconoció a su primogénita y a nueve concebidos en matrimonio, entre éstos Vicente, padre del parlamentario.

Los demás crecieron con sus madres, incluido Jorge Rodríguez, reconocido dirigente comunista torturado y asesinado en 1976 en un calabozo policial, contó a la AFP el legislador y empresario de 51 años.

Desde niño, Florido escuchó hablar en su casa sobre los Rodríguez, pero recién a los 17 años conoció a su primo en el liceo donde estudiaba.

A Delcy, presidenta de la todopoderosa Asamblea Constituyente chavista, apenas la vino a conocer personalmente en República Dominicana, sede de los diálogos.

Virulencia política

La fecundidad del patriarca es origen de múltiples paradojas.

En una ocasión, evoca Florido, su padre le dio un aventón a un desconocido que viajaba desde Caracas a Lara, de donde es la estirpe, y el hombre resultó ser su hermano.

¿Tú crees que cuando nosotros estemos en el poder no te podemos hacer lo mismo? Te podemos hacer cosas peores… pero no somos así”, había dicho Florido.

En orillas distintas

La polarización ha permeado a muchas familias venezolanas, y los antagonismos tocan altas esferas.

Una hija criada por el exalcalde de Caracas Antonio Ledezma, quien en noviembre escapó de su arresto domiciliario a Europa, está casada con Andrés Izarra, exministro chavista.

Otro caso es el de Didalco Bolívar y su hija Manuela. Oficialista él, opositora ella, rivalizaron como parlamentarios.

Florido cuenta que algunas personas lo han cuestionado en la calle por su vínculo sanguíneo con los Rodríguez, pero es enfático: “Hemos crecido en orillas muy distintas y muy distantes”.

Los respeta a su manera. A Jorge, lector voraz que diagnóstica patologías en televisión a sus rivales, lo considera “un tipo muy peligroso porque es muy inteligente”.

Y aclara que aunque la negociación no los ha unido, será el punto del que emergerá, ahora o en el futuro, la solución a la encrucijada venezolana.

“No es fácil con tanta rabia que hay, tanto odio de parte de ellos principalmente, y también de parte nuestra. La gente con tanta frustración ha terminado odiando. Pero tenemos que aprender a coexistir”.

Negocios con el régimen

Luis Florido y su empresa ServiFood Este C.A, le vendía 22.000 comidas diarias al régimen venezolano de Maduro. Florido es Presidente de SERVIFOOD ESTE y Vicepresidente de INVERSIONES DEL CARIBE 2005.






Hay más

Leocenis García afirmó en su cuenta twitter que Luis Florido tiene empresas que chupan dólares del gobierno.

El siempre polémico Leocenis García sacó a relucir los documentos de las empresas de Luis Florido y dijo que estas reciben dólares preferenciales del gobierno, una de estas llamada Servifood, vende comida que revenden al Gobierno.

En otro de los tweets de García dijo: Este registró prueba que Manufacturing, una empresa de químicos, médicos y alimentos en Panamá, está vinculada a Luis Florido, para que suministren a las empresas, Servifood e Inversiones Caribe 2005 del mismo dueño en Venezuela. ¿De dónde salen esos dólares preferenciales?

Remató diciendo que a Luis Florido deben expulsarlo del partido de ultraderecha Voluntad Popular ya que que recibe dólares preferenciales del gobierno.

Si esto es cierto, exhortamos al gobierno a que investigue esto y deje de financiar a la derecha, ya basta de ser tontos.






En conclusión

¿Con estos líderes la oposición sacará al régimen madurista? ¡Nunca! Por eso es que surge María Corina Machado como única esperanza opositora. @Info_NotiVzla

No hay comentarios:

Publicar un comentario