abril 12, 2018

Mariela Dávila, la ex-jefa de Prensa de Miraflores que se divertía con Jaime Lusinchi

 

Cuando Jaime Lusinchi era diputado y jefe de la fracción parlamentaria de Acción Democrática ya era famoso por sus borracheras, cuando le escribía y dedicaba poesías a la secretaria Blanca Ibáñez, que eran escritas en su ropa interior. Vale destacar que estas truculencias eran tema de conversación en largas veladas que se celebraban en esos días en la casona de Mario Villarroel.

Depravación

Desde la jefatura de prensa del Palacio de Miraflores se organizaban los aquelarres de la depravación y lo prohibido. Jaime Lusinchi recibió mucho respaldo de VENEVISION durante su campaña electoral, por tal motivo les retribuyó tan pronto asumió la presidencia, además de contratarles publicidad, favoreciéndolos y peleando con RCTV. Pero Lusinchi llegó más allá nombrando a la narradora de noticias Hilda Oraa como Directora de la Radio Nacional de Venezuela y a Mariela Dávila como Jefa de Prensa de Miraflores.

Bien sabido era que Blanca Ibáñez no le prestaba al entonces presidente la atención que este reclamaba. Luis Guevara, actual administrador de AD, era el hombre más cercano a Lusinchi y lo engañaba piadosamente, informándole que Blanca llamaba varias veces al día a su despacho para preguntar por el estado de salud y ánimo del mandatario nacional.

Tríos y juguetes

Pronto Lusinchi descubrió que Dávila e Hilda Oraa daban rienda a sus pasiones, donde la primera asumía un rol activo y dominante, en un ambiente donde se estaba permitido llevar implementos de goma, eróticos y fálicos a la cintura. El inquilino de Miraflores quería participar bajo la premisa que donde cabían dos, también podía caber otro, hasta lograr que los encuentros fueran frecuentes e interminables.

No pasó mucho tiempo antes que Blanca Ibáñez se enterara. No estaba dispuesta a compartir el poder con nadie. Blanca tenía dominio sobre la DISIP a través de su Jefe de Operaciones. Hilda Oraa fue capturada con varios kilos de cocaína, que todo indicaba les habían sido "sembrados". Pasó varios años de cárcel, que somatizó y terminó muriendo de un cáncer, donde tales aventuras acabaron con su vida.

Mariela Dávila corrió mejor suerte y pudo escapar de los tentáculos de Blanca Ibáñez. Se estableció en USA, donde residió por varios años y cursó estudios pagados por la Presidencia de la Republica. No pudo retornar a Venezuela hasta que Lusinchi y Blanca Ibañez abandonaron el poder y asumió Carlos Andrés Pérez su segundo periodo.
A su regreso decidió radicarse en Puerto La Cruz, para laborar con Unión Radio y Televisora de Oriente. VENEVISION no quiso más nunca a quien llegara a ser la entrevistadora meridiana más influyente y famosa.

En Anzoátegui continuó con sus aventuras, con más discreción. Logró que el Grupo Petricca la contratase como Directora del Diario El Norte y después regresó a USA alegando persecución política por parte del chavismo, no sin antes haberle sacado mucho provecho económico en sus gobiernos a su excompañero de labores Alexis Rosas y a David de Lima, gracias a quien adquirió una propiedad en USA.

La hija de Mariela es la también periodista Mariana Gómez, quien fue reportera de GLOBOVISION y hoy vive feliz junto a su esposo músico.

 

Mario Villarroel

A raíz de una investigación publicada sobre Mario Villarroel, adeco y hoy chavista, varios han replicado que “ese viejo es pana". En tiempos de Francisco Carrasquero, Chávez quiso imponer a Villarroel como Rector del CNE pero sus allegados le recomendaron no aceptar tal designación. Don Mario Villarroel se asoció con el entonces Magistrado y hoy taxista Eladio Aponte Aponte para “desplumar” económicamente a banqueros que quebraron un número importante de instituciones financieras durante el gobierno de Chávez y quienes terminaron huyendo de Venezuela.
Villarroel era muy de hipotecar silencios, complicidades, conciencias y a periodistas, entre quienes destacaban "Don" Ricardo Márquez. Su gestión para lograr un acuerdo entre los accionistas de la Universidad Santa María no fue gratuita, pues de eso obtendría una buena tajada. En su casona blanca, que ocupa una manzana entera, le hacía lobby lo más granado de la dirigencia opositora venezolana. Hemos de agradecer a todos los lectores que ayudan a refrescar la historia venezolana nunca contada. @Info_NotiVzla

No hay comentarios:

Publicar un comentario