Así describen la ‘lavandería’ de Pedro Torres Ciliberto con los carteles de la boliburguesía | Fuera de Pauta

enero 20, 2018

Así describen la ‘lavandería’ de Pedro Torres Ciliberto con los carteles de la boliburguesía

 

Pedro Torres Ciliberto huyó de Venezuela luego de la crisis bancaria que sacudió al gobierno de Hugo Chávez y que llevó a la quiebra a varias instituciones financieras, llevándose cientos de millones de dólares de depositantes y ahorristas. El crimen perfecto, ya que colaboró en USA con las autoridades federales y se quedó con la mayor parte de su fortuna mal habida. Torres Ciliberto contrató a prestigiosos bufetes de abogados, logrando obtener estatus migratorio de protección.
Pedro Torres Ciliberto inicialmente residía en Florida, pero ante el rechazo de sus paisanos y latinos e incidentes frecuentes en las calles, terminó marchándose a Nueva York, en donde vive como un gran magnate y se dedica a actividades sociales, de beneficencia y las bellas artes.
Torres Ciliberto ha gastado grandes cantidades de dinero en tratar de lavar su maltrecha imagen en la web, para mantener sin problemas sus negociaciones con las autoridades federales y negocios tanto en USA, como en Venezuela, donde aún tiene grandes inversiones inmobiliarias, negocios automotrices, financieros, etc., algunos de ellos aún en sociedad con Arne Chacón Escamillo.
Su ‘limpieza de prestigio’ ha estado a cargo de empresas especializadas y comunicólogos contratados. Un cabildeo aderezado por grandes gratificaciones ha tentado a periodistas y medios digitales a retirar contenidos relacionados con el nefasto currículo de Torres Ciliberto como banquero.
Arne Chacón, su socio, es muy atacado por la forma como ejerce su libertad de género, de manera abierta y sin obstáculos.
Pedro Torres a pesar de ser el más conocido socio de José Vicente Rangel, con sus delaciones y acuerdos en USA durante la administración Obama, logró gozar de inmunidad. Su habilidad llega más allá, poniendo al frente de sus negocios a su hijo, del mismo nombre, protegiendo con esto su muy grande fortuna.

 

Los Papeles de Panamá, como se denomina la investigación liderada por el diario alemán Süddeutsche Zeitung y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) en base a una serie de documentos filtrados del bufete panameño Mossack Fonseca que dan cuenta de miles de cuentas abiertas en paraísos fiscales, revelan cómo el venezolano Pedro Torres Ciliberto, quien reside en Estados Unidos, pudo hacerse de Seguros La Previsora.
Torres Ciliberto era dueño de Seguros La Previsora y Premier, antiguo propietario de Central Banco Universal, Baninvest y Banco Real, instituciones financieras que en el año 2009 fueron intervenidas a puerta cerrada para su reestructuración y, que posteriormente, fueron engranadas en la constitución de Bicentenario Banco Universal.
A finales del año 2009 la Fiscalía mantuvo investigaciones bancarias en relación a los fondos públicos que fueron a parar en algunas de estas instituciones presididas por Torres y que denominaron como operaciones sospechosas.
Dentro de los cargos se refiere el hecho de una supuesta compra simulada, por 450 millones de bolívares, de títulos cuyos fondos tuvieron su origen en Banfoandes. En esa fecha el Banco Real hizo la transferencia de la cuenta en el Banco Central de Venezuela (BCV) a favor de Iverunión Casa de Bolsa por 250 millones y otros 200 millones a favor del Banco Canarias, sin embargo, el dinero utilizado por el Banco Real fue procedente de Baninvest. Un mes después de esta operación se registró la entrada de fondos procedente de Banfoandes por la misma cantidad.
El modo en que justificaron la salida del dinero fue por la compra de la empresa Seguros Premier CA, que utilizaban como forma de pago en los supuestos títulos valores, pero que de acuerdo con la Fiscalía nunca existieron porque el Sistema Informático de Custodia Electrónica de Títulos (SICET) no tuvo su custodia.
En el año 2010, la policía internacional (Interpol) publicó la orden de detención Internacional e incluyó a Torres Ciliberto en una lista de fugitivos en la que estaba solicitado en 186 países.

En Panamá tienen su lavandería

El “First Central International Bank”, cuyo accionista principal sería el banquero venezolano Alejandro Gómez Sigala, a quien se le asocia en negocios con el prófugo Pedro Torres Ciliberto, supuestamente pudo haber sido utilizado para depositar grandes cantidades de dinero provenientes de bancos, casas de bolsa, casas de cambio y empresas aseguradoras, antes que los mismos fueran intervenidos por el gobierno venezolano.
Se presume que en el banco panameño pudo haber sido depositado dinero perteneciente al colombiano Néstor Caro Chaparro (capturado en Brasil por narcotráfico). Se insiste en una presunta relación comercial de Caro Chaparro, y los banqueros Torres Ciliberto y Arné Chacón en una negociación para comprar el canódromo de la isla de Margarita y otras empresas. Torres Ciliberto le compró a Gómez Sigala el Central Banco Universal (posteriormente intervenido por el gobierno venezolano) y a partir de ese momento supuestamente habrían realizado otros negocios juntos. Hasta ahora la Superintendencia de Bancos de Panamá no habría iniciado una investigación sobre el caso.

 
Raúl Baduel, Lina Ron, Pedro Torres

Luisa Ortega Díaz y su esposo los protegían

La Exfiscal General de Venezuela y su esposo no podían excluirse de los negociados con que se habrían enriquecido, teniendo un vértice, “asegurar lo reales”, como acostumbraba decir German Ferrer en su oficina de la Asociación Nacional de Redes y Organizaciones Sociales (Anros), desde donde brindaban asesoría y protección a grandes amigos y camaradas, particularmente a quienes han usufructuado del erario público Venezolano, delante de la justicia, sin tener ningún tipo de problemas, como por ejemplo: Majed Khalil Majzoud, Alejandro José Andrade Cedeño, Víctor Vargas, Pedro Torres Ciliberto, Leonardo González Dellán, Eudo Enrique Carrullo Perozo, Baldo Sansón, Armando “el pelón” Capriles Capriles, Samark José López Bello, Leopoldo Eduardo Castillo Bozo, Eligio Cedeño, Miguel Antonio Mouawad Mawad y Rafael Ramírez, entre otros como Wilmer José Ruperti González y Raúl Antonio De la Santísima Trinidad Gorrin Belisario, German Ferrer sacó al aire su programa “Criterios” en el “Canal i” propiedad de Ruperti, el cual continuó trasmitiendo gracias a Gorrín por Globovisión; sin olvidar a Julio León, por quien intercederían para que el TSJ desestimara una denuncia que lo vinculaba con el narcotráfico.

Pedro Torres Ciliberto se ha sumado a la estructura de los carteles boliburgueses y ‘cabelleros’, destinando sus empresas y negocios a la ‘lavandería’ de fortunas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario